Bad Brains “Bad Brains”

Bad Brains "Bad Brains"

Bad Brains

“El mejor album de  Punk/Hardcore de todos los tiempos” – Adam Yauch (Beastie Boys)

Estamos delante del primer álbum de Bad Brains y quizás el más conocido. Si miramos hacia atrás no es de sorprender que sean de Washington D.C., digo esto porque quizás sea donde han salido los discos más atrevidos de los 80, con una escena hardcore que nacía aparecieron estos Rastafaris para dar una vuelta de tuerca más.

Hardcore y Reggae, ahora en estos días que corren nada nos parece ya raro, el mestizaje y mezcolanza está a la orden del día, pero no hace más de treinta años.

Podríamos hablar durante mucho tiempo de esta banda tan interesante dentro y fuera de los discos como su estilo musical, pero comentaremos su primer disco publicado en el tiempo (no el primero que fue grabado ya que se hizo un par de años antes que este pero no fue publicado hasta mil novecientos noventa y seis).

Un disco crudo, con canciones reggae al ciento por ciento, de una velocidad e intensidad increíble, el sonido no es el mejor pero no olvidemos que fue grabado hace más de veinte años, aun así, cuando escuchas esas canciones reggae se aprecian esas líneas de bajo con un sonido seco y profundo.

Bad Brains

Son quince canciones un solo disco, hay canciones de todo tipo de duración pero evidentemente las canciones lentas son las más largas, un disco que se deja escuchar y que gusta pero de ahí a decir lo que presenta el señor Adam en la pegatina que encontramos en la portada del disco hay un trecho, un disco indispensable para entender lo que vendría después, pero ha habido otros muchos discos de aquella época que quizás se merezcan ese título, pero lo que no podemos cuestionar es la relevancia que tuvo.

¿Es bueno? No, es muy bueno. ¿Es el mejor? No, ni mucho menos. Ni tan siquiera es el mejor que han sacado Bad Brains, pero parece ser que nos gusta pensar que el primero siempre es el mejor, el más genuino, tonterías!!!

Va a sonar raro pero mi canción favorita es “Jah Calling” una canción totalmente reggae e instrumental.

Para despedirme, un disco para entender lo que vino después y ver lo que se cocía en el momento, un disco recomendable pero creo que bastante sobrevalorado por todo lo que le rodea.